Publicación: 2016-08-05 23:00:25 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

Abuchean a presidente de Brasil al inaugurar Río 2016

(Amplía información) Por Heriberto Araújo. Corresponsal. Río de Janeiro, 5 Ago (Notimex).- La crisis política que vive Brasil emergió

(Amplía información)

Por Heriberto Araújo. Corresponsal.

Río de Janeiro, 5 Ago (Notimex).- La crisis política que vive Brasil emergió fugazmente en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos con fuertes abucheos por parte del público al presidente interino Michel Temer, quien ante una modesta delegación de líderes internacionales declaró abierta la justa deportiva horas después de protestas callejeras.

Miles de personas reunidas en el Maracaná abuchearon sonoramente al presidente interino de Brasil, quien al iniciar los gritos en su contra se mostró visiblemente incomodado y apenas apareció una decena de segundos en la imagen televisiva.

Aunque el líder del Ejecutivo brasileño –desde el 13 de mayo en el poder por suspensión de la presidenta Dilma Rousseff- se había declarado “preparadísimo” para los abucheos, el protocolo de la ceremonia fue alterado para que su nombre fuera omitido durante el inicio de los festejos.

Solo el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, fue anunciado por la megafonía al inicio del evento, a pesar de que las imágenes de televisión mostraron también al inquilino temporal del Palacio del Planalto.

Estos Juegos están marcados por la crisis política abierta por el juicio político a Rousseff, lo que llevó al poder al vicepresidente Michel Temer, actual jefe de Estado en ejercicio y considerado por una parte del espectro político y por países de la región como un “golpista”.

La presencia de delegaciones internacionales fue muy reducida, en comparación con Beijing 2008 y Londres 2012, cuando cerca de 70 mandatarios y representantes acudieron a las ceremonias de apertura, y las imágenes de televisión también revelaron asientos sin ocupar en el palco de autoridades.

Menos de una veintena de jefes de Estado y de gobierno participaron y, en total, fueron 36 los países que enviaron representantes.

Asimismo, los líderes de mayor peso diplomático presentes en el palco, como el secretario de Estado estadunidense, John Kerry, el presidente de Francia, François Hollande, y el primer ministro italiano, Mateo Renzi, se encontraban en la ciudad para apoyar las candidaturas de Los Ángeles, París y Roma a organizar los Juegos en 2024.

De América del Sur apenas hubo dos representantes: el presidente de Argentina, Mauricio Macri, y el de Paraguay, Horacio Cartes, a pesar de que los Juegos de Río son los primeros en la Historia de Sudamérica.

Horas antes hubo protestas atomizadas y de poca envergadura –pocas miles de personas salieron a las calles de Río y Sao Paulo- para manifestarse contra el gobierno y los Juegos, que parte de la población de Brasil considera un despilfarro en momentos de una recesión histórica.

Durante la mañana unas cuatro mil personas se congregaron en la avenida Atlántica del barrio Copacabana al grito de “¡No a los Juegos!” y “Fuera Temer”.

La manifestación, en la que participaron varios políticos y diputados a favor de Rousseff, estuvo vigilada por decenas de policías y se desarrolló pacíficamente.

Durante la tarde hubo una manifestación en un barrio cercano al Maracaná que, tras un inicio pacífico, fue dispersada por la policía con gases lacrimógenos y que dejó al menos una detención.

te podría interesar

Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el

Videos relacionados:

El 2016 podría ser el año más caluroso de la historia
Donald Trump implementará impuesto de 35% a empresas que salgan de EU
Transmisión en vivo: Ceremonia de Inhumación de Fidel castro en Santiago de Cuba
Pronóstico del clima en México hoy domingo 4 de diciembre de 2016
Britney Spears
Comentarios
Abuchean a presidente de Brasil al inaugurar Río 2016