Publicación: 2016-09-11 22:08:49 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

El algodón de azúcar, una herencia familiar en Chile

Por Julio Wright. Corresponsal Santiago, 11 Sep (Notimex).- La elaboración de algodón de azúcar en algunos parques de la capital chilena, los

Por Julio Wright. Corresponsal

Santiago, 11 Sep (Notimex).- La elaboración de algodón de azúcar en algunos parques de la capital chilena, los fines de semana, constituye una herencia familiar que se arrastra por décadas y que permite mantener viva esa tradicional golosina.

Generación tras generación, los primeros algodoneros que tuvo Chile, en una fecha indeterminada, enseñaron la técnica a sus hijos, quienes luego fueron heredando el negocio de hacer felices a los niños con esta popular golosina.

Los algodoneros santiaguinos se concentran los fines de semana en los parques de la capital para llevar el producto no sólo a los niños, sino también a los adultos, para quienes probar el algodón constituye muchas veces retroceder varias décadas para recordar su infancia.

Si bien los carros y la técnica siguen siendo similares a los de antaño, hoy son más modernos y la mayoría cuenta con un generador de electricidad que facilita la tarea de entregar decenas de algodones al día.

Jonathan Rubio es hijo y nieto de algodoneros, por lo que este oficio siempre ha estado presente en su vida y le resultó natural dedicarse a fabricar el producto cuando sólo tenía 12 años de edad.

“Todos los (de apellido) Rubio somos algodoneros, desde hace décadas nos dedicamos a este negocio en Santiago y varias otras ciudades de Chile”, comentó a Notimex mientras no deja de producir algodones de sabores frambuesa (en un color azul y rosado) y manzana (verde).

De martes a domingo, Jonathan llega puntual a las puertas del Parque Metropolitano de Santiago para ofrecer su producto a los visitantes al Cerro San Cristóbal, donde se ubica el Zoológico Metropolitano y la imagen de la Virgen de la Inmaculada Concepción en su cumbre.

Por mil pesos chilenos, en torno a un dólar y medio, el comprador puede elegir llevarse el algodón de azúcar en un palo de madera o, algo que llegó hace unos años, en un envase transparente de plástico.

“La gente prefiere a veces el envase plástico porque los niños se ensucian menos y no se les cae”, comentó Rubio, aunque hay gente que sólo pide el algodón en el palo de madera tradicional porque así lo consumieron cuando eran niños y quieren conservar la tradición.

Jonathan señaló que cada día vende cerca de un centenar de algodones, los que en su mayoría son adquiridos por niños y extranjeros que llegan a visitar el San Cristóbal, uno de los emblemas turísticos de esta capital.

“Me gusta este oficio, este trabajo de algodonero, hacer feliz a los niños con un algodón... el favorito de los niños es el de frambuesa, es el que se vende más todo el año”, comentó mientras no deja de enrollar con destreza el algodón que sale de su máquina, la cual parece no detenerse nunca con el único objetivo de llevar la felicidad a chicos y grandes en este invierno austral.

te podría interesar

Últimas noticias: Estado Islámico asume autoría del ataque en Berlín, hoy 20 de diciembre de 2016
Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes

Videos relacionados:

Top 5: Mejores frases del discurso de despedida de Michelle Obama
Pronóstico del clima en México 7 de enero de 2017
Hoy no circula sábado 7 de enero de 2017
Últimas noticias: Nueva masacre en cárcel de Brasil hay 33 muertos, hoy 6 de enero 2017
Ricky Martin
Comentarios
El algodón de azúcar, una herencia familiar en Chile