Publicación: 2016-08-19 22:02:23 Por: sysadmin  Fuente: Associated Press

Comandante de las FARC desea que EEUU libere a un compañero

SELVAS DE PUTUMAYO, Colombia (AP) — Uno de los combatientes rebeldes más importantes y con el cabello más entrecano exhortó al presidente Barack

En esta fotografía del miércoles 17 de agosto de 2016, Martín Corena, comandante interino del bloque sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, le habla a sus hombres en las selvas de Putumayo, Colombia. Corena exhortó al p

En esta fotografía del miércoles 17 de agosto de 2016, Martín Corena, comandante interino del bloque sur de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, le habla a sus hombres en las selvas de Putumayo, Colombia. Corena exhortó al p

SELVAS DE PUTUMAYO, Colombia (AP) — Uno de los combatientes rebeldes más importantes y con el cabello más entrecano exhortó al presidente Barack Obama a que haga más para respaldar la paz y libere a un líder guerrillero que ha estado encarcelado durante más de una década en Estados Unidos.

En declaraciones en medio de los árboles de su escondite en la selva en el sur de Colombia, el comandante guerrillero conocido por el alias de Martín Corena dijo que una medida así sería la mejor forma en que el gobierno de Obama respaldara con acciones su apoyo público a un acuerdo que se acerca y que pondría fin a décadas de sangrientos combates.

"Ha habido muchos pronunciamientos, algunas manifestaciones de decir, de apoyar, pero en la práctica hasta ahora, no. No, no es viable el apoyo de los Estados Unidos ni se ha hecho realidad", dijo Corena, quien saborea su primer cese del fuego real en más de 30 años con el mayor grupo insurgente en América Latina, a The Associated Press.

A pesar del alto en los combates, el líder de voz suave portaba un chaleco con dos pistolas automáticas y múltiples balas, colocado encima de una camiseta del club de fútbol Barcelona.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia consideran a Ricardo Palmera, alias Simón Trinidad, como un prisionero de guerra y desde hace tiempo han insistido en que sea liberado como condición para firmar un acuerdo de paz. Pero el gobierno de Obama se ha negado enfáticamente, bajo el argumento de que la mesa de negociaciones no es lugar para dialogar sobre la sentencia de 60 años de cárcel que purga Palmera con relación al secuestro de tres contratistas de defensa estadounidenses.

En una visita de una semana a cuatro campamentos distintos de las FARC, periodistas de la AP vieron cómo los guerrilleros se están preparando para un acuerdo de paz que ambas partes dicen podría estar a sólo unas semanas de distancia. Los rebeldes accedieron a recibir a los reporteros a condición de que no revelaran la ubicación precisa del campamento, ya que temen por su seguridad.

Durante más de un año, después de que las FARC declararon un cese del fuego unilateral y el presidente Juan Manuel Santos actuó en reciprocidad al suspender los bombardeos, los rebeldes han podido relajarse y casi convertirse en sedentarios por primera vez en décadas. En lugar de entrenarse para combatir, pasan sus días cosechando piñas sembradas meses antes, escenificando obras de teatro sobre asuntos sociales e incluso mirando a los atletas colombianos competir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro a través de antenas satelitales clandestinas.

Como líder interino del bloque sur de las FARC en lugar de Joaquín Gómez, quien se encuentra en La Habana para las conversaciones de paz, Corena supervisa a cientos de soldados que pertenecen a una de las unidades del ejército rebelde más antiguas y combativas. El bloque ha estado detrás de algunos de los mayores golpes militares de la guerrilla, incluida la captura en 2002 de la excandidata presidencial Ingrid Betancourt.

Cuando Corena usa su voz suave para dirigirse a los más de 50 guerrilleros en su campamento, usualmente es para promover los acuerdos de paz de los que se enteró de primera mano durante una visita reciente a Cuba. Prácticamente el único indicio de su pasado de combate es el paso de lista diario a las 4 a.m. en formación que comienza con un guerrillero que imita el canto de un pájaro.

Aunque las FARC se han abierto más que nunca a medida que la paz se acerca y han relajado sus usualmente estrictos protocolos de seguridad, los rebeldes permanecen aislados. Para llegar a sus campamentos fueron necesarios dos recorridos en bote a lo largo de ríos alejados donde no hay presencia del estado.

Los líderes rebeldes han elogiado públicamente el respaldo de Estados Unidos a las conversaciones de paz e incluso se reunieron con el secretario de Estado John Kerry durante el histórico viaje de Obama a La Habana en marzo, pero muchos siguen desconfiando profundamente de Washington, que considera a las FARC una organización terrorista y ha acusado formalmente a sus líderes de los cargos de suministrar más de la mitad de la cocaína del mundo.

Gran parte de esas sospechas se derivan del encarcelamiento de Palmera. Cuando las conversaciones de paz comenzaron en 2012, la insurgencia lo nombró uno de sus cinco negociadores principales y utilizó un asiento vacío y una fotografía recortada tamaño natural para atraer la atención a su encarcelamiento.

"Porque pudiéramos decir, si hay una buena intención, si hubieran hecho ya una buena manifestación de decir, vamos a dejar libre a Simón Trinidad, por ejemplo, eso sería un hecho positivo, pero... siempre se niegan a hacerlo. Entonces a nosotros nos deja muchas dudas. Qué lindo si fuera verdad, nos ayudaran y respaldaran y se dieran los hechos", afirmó Corena.

Exbanquero de una familia aristocrática, Palmera fue extraditado a Estados Unidos en 2004 y sentenciado a un máximo de 60 años de cárcel por asociación delictuosa para secuestrar a los tres estadounidenses, aunque logró librarse de los cargos más graves de toma de rehenes, terrorismo y tráfico de drogas. Se encuentra detenido junto al atacante del maratón de Boston y algunos agentes de al-Qaeda en una penitenciaría de máxima seguridad en Florence, Colorado. Los estadounidenses fueron rescatados en un operativo del gobierno colombiano en 2008 tras cinco años de cautiverio en manos de las FARC.

Santos le dijo a la AP en enero que vería con buenos ojos la liberación de Palmera, pero aclaró que no lo busca activamente porque está en manos de las autoridades estadounidenses. Kerry también ha rechazado las especulaciones sobre una posible liberación anticipada.

"Hemos sido muy, muy claros de que él no forma parte del proceso de paz", afirmó Kerry este mes tras reunirse con altos funcionarios colombianos en el Departamento de Estado. "Él está en la cárcel cumpliendo tiempo por delitos cometidos contra contratistas estadounidenses, y está en prisión bajo las leyes estadounidenses".

___

El periodista de The Associated Press Joshua Goodman contribuyó con este despacho desde Bogotá

te podría interesar

Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el

Videos relacionados:

Enrique Peña Nieto: México seguirá apostando por el libre comercio
Siamesas mexicanas serán separadas en California
Alejandra Barrales pide a diputados del PRD donar su bono navideño
Mañana se inaugura la pista de hielo en el Zócalo
Kaley Cuoco
Comentarios
Comandante de las FARC desea que EEUU libere a un compañero