Publicación: 2016-08-21 22:12:49 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

La familia Robledo y sus viñedos, son un ejemplo del “sueño americano”

* En 1966, Reynaldo Robledo formó su propio negocio de vinos y hoy posee uno de los viñedos más importantes de California Por Eleazar Ramos

* En 1966, Reynaldo Robledo formó su propio negocio de vinos y hoy posee uno de los viñedos más importantes de California

Por Eleazar Ramos Villaseñor. Enviado

Sonoma, Cal., 21 Ago (Notimex).- La historia de la familia Robledo es un ejemplo de superación y éxito, desde que don Reynaldo Robledo llegó a California, procedente de su natal Michoacán en busca del llamado “Sueño americano”, se empeñó en hacerlo realidad y hoy es propietario de uno de los viñedos más importantes de la región vinícola de California.

Los viñedos Robledo se encuentran en la zona vinícola del Valle de Sonoma, en California, a 45 minutos de la ciudad de San Francisco y desde que el visitante arriba a este lugar, don Reynaldo y su familia lo hacen sentir a uno como en su casa, con ese calor humano que caracteriza al mexicano, porque si de algo está orgulloso don Reynaldo, es precisamente de sus raíces.

“Yo llegué a estas tierras a los 16 años de edad y las he trabajado desde entonces, es una tierra que amo, como también amo mi patria, porque yo le debo a este país todo lo que soy, pero también le he dado mucho”, platicó don Reynaldo al recibir a Notimex en la sala de degustación de sus viñedos, misma que estaba llena de personas amantes del vino.

A sus 66 años, don Reynaldo acostumbra vestir de sombrero, botas vaqueras y camisa a cuadros y al darse cuenta que recibió la visita de la prensa mexicana, su rostro se le ilumina y nos invita a recorrer su viñedo como si nos conociera de muchos años, el cual originalmente constaba de 350 acres, ahora la marca Robledo Vineyard Managment ya abarca Sonoma, Napa y Lake.

La primera parada es en el gran salón de degustación, una construcción estilo mexicano, donde el público además de degustar la basta variedad de vinos que producen, se pueden observar fotos de la familia Robledo, de las visitas que personalidades como el ex Presidente de México, Felipe Calderón.

Asimismo, se puede observar la gran cantidad de medallas y reconocimientos que Viñedos Robledo ha ganado en Estados Unidos y de la visita que le hizo al presidente Barack Obama, quien también le reconoció su labor como empresario vinícola.

“Ya llevo 50 años aquí, mi padre llegó a este condado primero como bracero en 1950, y en ese tiempo no había mucha uva, había 700 acres en Napa y 800 acres en Sonoma, y cuando yo llegué empezamos a plantar más pero todos cometimos un error, y es que no sabíamos dónde plantar cada clase de uva. Con el tiempo esto fue mejorando, hasta que aprendimos que cada parte era una región especial para cada clase de uva”, explicó.

Y mientras nos mostraba una foto de él junto a Felipe Calderón y otra al lado del presidente Obama, don Reynaldo, quien además saludaba de mano a cada uno de sus visitantes, señaló que todo eso que aprendió, al igual que la vid que plantó, con el tiempo rindió frutos.

“Actualmente, tengo 29 etiquetas y tengo de todas las clases, desde Sauvignon blanc, Pinot, Chardonnay, Moscato, Wite port y en tinto tengo tres mezclas de vino desde Pinot nuart, Merlot, Tempranillo, Barbera, Zinfandel, Syrah, entre otros”, señaló.

Recordó que desde que llegó a estas tierras, para trabajar con su padre, comenzó a administrar compañías grandes, hasta que logró su primera compañía Robledos Village Managment.

“Le hacíamos trabajos a otras personas, eso fue en 1994, pero en 1992 hice mi primera botella de vino y es esa que está en ese rincón, contó mientras señalaba una botella dentro de una caja de cristal que atesora con mucho cariño.

El pequeño tour continuó y don Reynaldo explicó que en estas tierras, donde están sus viñedos, anteriormente había sólo ganado, “por eso a esta zona se le llama “Carneros”, yo compré mi primer terreno en esta área y planteé Pinot Noir y ahorita esto está lleno de viñedos y por eso hay diferentes regiones de vino, primero empecé con 13 acres y ahorita tengo un poquito más de 400.

Cuando llegamos a la zona donde están las fotos familiares de él y sus hijos, nos cuenta orgulloso que esta empresa es ciento por ciento familiar, algo que heredó de sus padres y de su cultura mexicana que tanto adora.

“Desde que mi padre me heredó la pasión por trabajar la tierra, hemos intentado también heredársela a los hijos, todo lo que iba comprando se lo iba dedicando a mis hijos, tengo un rancho que se llama ‘Rancho María’, otro ‘Rancho Emiliano’, otro ‘Los Cuates’ y así como esos ranchos, cada uno de mis siete hijos tiene su propio vino.

La charla continuó, pero ahora en el patio central, donde los visitantes pueden tomarse la copa de vino, degustar todos los tipos que tienen, pero para que no se les olvide que es un rancho mexicano, en lugar de acompañar los vinos con algún queso o jamón, don Reynaldo y su familia le dan a sus visitantes antojitos mexicanos, en esta ocasión había tamalitos de carne, pollo y queso.

“Viera que bien se llevan con el vino”, dijo don Reynaldo, al vernos sorprendidos por la tamaliza que le había preparado a sus invitados, la mayoría estadunidenses, que forman parte de su “Club de vino”, el cual creó la familia Robledo y cada miembro tiene descuentos en las botellas que se lleva y son los invitados principales en la fiesta de la molienda y la vendimia.

Mr. Robledo, como le decían algunas personas, nos invitó a sentarnos para seguir la plática, mientras sus hijos atendían a los visitantes y nos ofrecían una prueba de cada uno de sus vinos y ahora, habló de su amor a su país natal, pero también su amor por Estados Unidos.

“Yo tengo las dos nacionalidades y lo único que tengo que hacer es hablar bien de mi país, México, y de Estados Unidos que me adoptó. Desde que yo llegué ha habido mucho racismo y creo que nunca se va a acabar, pero hay una cosa muy importante, es que habemos muchos mexicanos con buenas posiciones aquí y yo creo que sin el mexicano en Estados Unidos, este país se acaba.

“Porque los mexicanos somos las personas más trabajadoras, luchonas, sufridoras y de buen corazón que puede existir”, remata enseñándonos sus manos que recién estaban operadas por los daños que sufrieron de tanto trabajar en el campo.

Sobre el futuro que viene para los trabajadores mexicanos, ahora que se acercan las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y sobre la posibilidad de que Donald Trump llegara a la presidencia, don Reynaldo, respondió:

“Yo he votado cada año desde que me hice ciudadano y creo que la democracia es una de las cosas que nos conviene a todos nosotros, yo no puedo hablar de la otra persona por más mal que él hable de nosotros, porque él si nos ha ofendido y a lo mejor sí tengo derecho de hablar y de decir muchas cosas, pero no lo hago, porque creo que estoy más educado que él”.

Asimismo, recordó orgulloso que ha ganado infinidad de premios por sus vinos, que ha estado en Francia para enseñar a los franceses a hacer injertos de uvas y de las largas jornadas de trabajo que tiene con su gente, pues a pesar de su edad, sigue levantándose temprano y salir al campo a trabajar.

“Para poder enseñarse a tomar vino, primero hay que tomar vino blanco y luego el vino tinto, el blanco nos ayuda a educar el paladar, el vino tinto tiene más taninos y puede destruir el paladar. Yo hago hasta 60 pruebas por día, para educar mi paladar y veme tan saludable a mis 65 años”, añadió bromeando.

Y otro de sus orgullos, como buen mexicano, es que siempre le da trabajo a sus paisanos.

“Yo soy de Michoacán, de Atacheo y por eso desde que la gente llega ve mi bandera mexicana, la bandera de Estados Unidos y la de la familia Robledo, aquí le damos trabajo como a 100 personas cuando es tiempo de cosecha. Siempre traigo gente de México, mucha gente viene por primera vez y mi responsabilidad es protegerla, sé de su necesidad y siempre les damos la opción de que vengan a trabajar temporalmente, y lo hacemos de todo corazón”.

Finalmente, don Reynaldo no quiso terminar la charla sin contarnos lo que le dijo al presidente Barack Obama, cuando lo visitó en la Casa Blanca. “Mi orgullo son mis hijos, mi tierra mexicana y la tierra que me ha dado todo esto. Yo le dije al presidente que me sentía orgulloso de la palabra ‘bracero’, porque significa brazo trabajador y a eso es a lo que venimos a esta tierra que orgullosamente está trabajada con brazos mexicanos”.

te podría interesar

Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el

Videos relacionados:

Enrique Peña Nieto: México seguirá apostando por el libre comercio
Siamesas mexicanas serán separadas en California
Alejandra Barrales pide a diputados del PRD donar su bono navideño
Mañana se inaugura la pista de hielo en el Zócalo
Kaley Cuoco
Comentarios
La familia Robledo y sus viñedos, son un ejemplo del 'sueño americano'