Publicación: 2016-09-02 22:06:18 Por: sysadmin  Fuente: Associated Press

Fiesta hispana en New Mexico causa enojo de nativos locales

SANTA FE, New Mexico, EE.UU. (AP) — Es una celebración que dura una semana y reúne a generaciones de habitantes hispanos del norte de New Mexico,

SANTA FE, New Mexico, EE.UU. (AP) — Es una celebración que dura una semana y reúne a generaciones de habitantes hispanos del norte de New Mexico, donde las raíces de algunos de ellos se remontan al siglo XVII.

Durante siglos, los residentes del norte de New México efectúan un elaborado festival en Santa Fe en homenaje al conquistador español Don Diego de Vargas, quien recuperó la ciudad después de una revuelta indígena.

La fiesta incluye música, baile, un desfile y una representación de la "reocupación pacífica" que hizo De Vargas de lo que hoy día es la capital de New Mexico.

Sin embargo, 301 años después, un grupo de activistas indígenas locales decidieron que era hora de cambiar el enfoque de una celebración centrada en la conquista de las tribus Pueblo de New Mexico.

Los activistas afirman que la Fiesta de Santa Fe, que se efectúa cada año, ignora los horrores infligidos a la población autóctona durante la época colonial.

"Me gustaría ver una fiesta celebrada como una reconciliación de todos los distintos grupos de personas que conforman hoy lo que es Santa Fe, menos eurocéntrica (y) menos centrada en el colonialismo basado en la conquista", dijo Elena Ortiz, del grupo Espíritu de Po'pay, que tenía previsto efectuar una protesta durante la celebración que da inicio el viernes. "Deberíamos dar la bienvenida a todos los miembros de la comunidad".

Los residentes latinos afirman que la fiesta tiene más como propósito honrar su herencia española y rendir un homenaje a la fe católica.

"Nos gustaría que sea simplemente algo pacífico como ahora", declaró Cecilia Tafoya, integrante del Consejo de la Fiesta de Santa Fe. "Creo que muchas personas sufrieron en el lado de los nativos norteamericanos y en el lado de los españoles".

La ciudad ha organizado algunas celebraciones anuales de De Vargas desde inicios de 1700. Según la historia, De Vargas llegó a Santa Fe 12 años después de que los pobladores españoles fueron obligados a marcharse debido a la revuelta Pueblo.

De Vargas regresó con una Virgen María tallada en madera conocida como "La Conquistadora" y negoció el regreso del dominio español con los indígenas norteamericanos, que pretendían conservar sus aldeas y algunas de sus tradiciones.

Varios miembros de las tribus Pueblo se convirtieron al catolicismo y adoptaron algunas tradiciones españolas, pero otros lucharon contra el dominio español y después fueron convertidos en esclavos.

La representación de la entrada es el clímax de la celebración que dura una semana y que incluye la quema de una marioneta de 1,80 metros (seis pies).

La quema anual de Zozobra, una figura alta rellena de papel triturado, tiene como propósito ahuyentar el pesimismo y la fatalidad.

El alcalde de Santa Fe, Javier Gonzales, interpretó alguna vez a Diego De Vargas en la escena de su retorno.

Aseguró que entiende las preocupaciones de los nativos norteamericanos que desean que la fiesta sea más incluyente.

"Es necesario contarla desde ambas perspectivas", indicó Gonzales, que se ha reunido con dirigentes tribales.

___

Russell Contreras está en http://twitter.com/russcontreras y sus textos en http://bigstory.ap.org/content/russell-contreras .

te podría interesar

Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el

Videos relacionados:

Video: Discurso de Raúl Castro en la ceremonia de Fidel Castro
Incendio en club nocturno de Oakland eleva su número de víctimas a 50
Incendio en discoteca de Oakland deja al menos 9 muertos
Cenizas de Fidel Castro llegan a Santiago de Cuba, su última parada
Miley Cyrus
Comentarios
Fiesta hispana en New Mexico causa enojo de nativos locales