Publicación: 2016-07-26 22:15:27 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

Investigadores analizan bacterias para restaurar suelos en Nayarit

México, 26 Jul (Notimex).- Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) trabaja para detectar genes en bacterias que

México, 26 Jul (Notimex).- Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN) trabaja para detectar genes en bacterias que ayuden a restaurar los suelos contaminados por hidrocarburos y plaguicidas en la entidad.

A partir del conocimiento y desarrollo de estas bacterias del género Pseudomonas con capacidad de biodegradación, se podrán restaurar suelos y humedales contaminados, aseguró el bioquímico Jesús Bernardino Velázquez Fernández.

“Estamos monitoreando suelos agrícolas, bosques y talleres mecánicos porque la presión selectiva en los talleres es fuerte, ahí hemos observado que se separaron bacterias del tipo Pseudomonas y encontramos que en estas existe capacidad de degradación de esos compuestos”, indicó el investigador.

En una entrevista con la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Velázquez Fernández mencionó que en la zona agrícola de Nayarit usan contaminantes, incluso, algunos restringidos en el mundo.

Entre estos contaminantes prohibidos destacan el endosulfán y otros plaguicidas organoclorados. Además, señaló el científico, no existen estrategias en el país para la biorremediación contra los efectos de estos elementos.

Mencionó que en los talleres mecánicos se encuentran desechos con hidrocarburos o con compuestos bifenilos policlorados considerados cancerígenos y que no se monitorean en el estado, los cuales se encuentran en concentraciones peligrosas de toxicidad crónica.

En la investigación, que es financiada por el Conacyt, colaboran especialistas procedentes de Francia, España y México.

Uno de los enfoques de la investigación es saber la capacidad de los suelos para biodegradar o biotransformar los elementos contaminantes, a partir de bacterias identificadas con técnicas de biología molecular.

“Sabemos que son del género Pseudomonas pero aún no sabemos la especie ni la cepa, de hecho colaboradores de Francia nos están ayudando a la identificación de estas bacterias, mediante técnicas de la biología molecular”, mencionó el especialista.

“El proyecto se diseñó para ver capacidades de autorrestauración, conocer algunos genes de biotransformación, ya que sabíamos de un listado de genes, entre ellos oxigenasas y peroxidasas”, añadió.

Las bacterias que se encontraron expresan la enzima con capacidades de biotransformación porque tienen los genes, pero no expresan de manera necesaria la actividad de dichas enzimas, explicó el científico.

“Incluso cuantificamos la cantidad de bacterias que pueden tener estos genes, y el número es muy bajo: de cada millón de bacterias, menos de 10 tienen el gen y aún menos tienen la característica para expresarlo”, apuntó.

“Eso implica que en ese ambiente estas bacterias pueden estar, pero para regenerar el ambiente es poco frecuente, entonces nuestra idea es ver si están en las condiciones de expresarlo y, en efecto, en estos dos ambientes lo pueden hacer, pero queremos estimular su crecimiento y hacerlas abundantes”, expuso.

El investigador refirió que como antecedente, en Asia y Europa se reportó que el género de las Pseudomonas tiene la capacidad de biodegradación y que, a partir de ello, se buscaron en Nayarit porque no había información relacionada.

Para utilizar estas bacterias en México sería necesario traerlas de otros lugares, como las reportadas en Europa, pero podrían tener algún impacto desfavorable en el ecosistema del país, consideró Velázquez Fernández.

La investigación se lleva a cabo también en talleres mecánicos porque en estos sitios la cantidad de compuestos orgánicos es semejante a la que se encuentra en bosques, aunque en estos las plantas y organismos son quienes los proveen.

“En el bosque son compuestos que las plantas y organismos dan, mientras que en el taller son los desechos de aceites y grasas, ambos pueden ser degradados por las bacterias que utilizan todo un complejo de enzimas”, señaló el investigador.

“Y hay una de estas enzimas, que es la catecol dioxigenasa, que puede degradar ambos tipos de compuestos, de hecho degradan compuestos aromáticos encontrados en thinner, gasolina y otros hidrocarburos”, añadió.

En el caso del bosque, expuso, esos grupos funcionales químicos se encuentran en los ácidos húmicos y fúlvicos del suelo, por ello comparten esa similitud química, lo que da pie a la hipótesis de que eso es lo que estimula la producción de la enzima que los degrada.

El investigador trabaja en la actualidad junto a su equipo para que los contaminantes de tipo aromáticos y organoclorados puedan ser removidos del ambiente, ya que año con año se acumulan y aunque ahora pueden estar en niveles bajos, con el paso del tiempo representan un peligro.

te podría interesar

Senado ratifica Belisario Domínguez a Gonzalo Rivas Cámara
Detienen juicio contra Nicolás Maduro
Juan Manuel Santos se hará exámenes por posible regreso de cáncer de próstata
Video: Víbora enorme aparece en techo de restaurante

Videos relacionados:

Video: Pep Guardiola colabora con ayuda humanitaria
Video:Perrita toca instrumento musical junto a su dueño... Mira la ternura
Prodeco detecta incremento de precios por el Buen Fin
En Nueva York tres edificios dejarán de llamarse “Trump”
Leonardo DiCaprio
Comentarios
Investigadores analizan bacterias para restaurar suelos en Nayarit