Publicación: 2016-10-06 22:10:34 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

El mundo del entretenimiento evoluciona para mal: Camilo Egaña

* El presentador y periodista, dos veces nominado al Emmy, dijo que la televisión maneja estereotipos que ya no se reconocen México, 6 Oct

* El presentador y periodista, dos veces nominado al Emmy, dijo que la televisión maneja estereotipos que ya no se reconocen

México, 6 Oct (Notimex).- Para el presentador y periodista cubano, Camilo Egaña, el mundo del entretenimiento ha evolucionado para mal y sigue siendo una industria misógina, en la que el peaje más alto es para la mujer.

En entrevista con Notimex, Egaña compartió que en 20 años de trayectoria ha atestiguado que ejercer el periodismo sólo es posible si eres una buena persona, porque sólo así puedes ser compasivo y conectar con la noticia y la audiencia.

El oficio le ha dado la oportunidad de conocer a destacadas figuras del espectáculo, la cultura y la política, algunos de ellos admirados por él, como Gabriel García Márquez, Mario Benedetti y Facundo Cabral, con quien trabó una gran amistad.

"Mi oficio me ha dado la posibilidad de conocer gente que ha dejado huella en mi vida (...) Nunca imaginé llegar hasta el lugar que hoy ocupo, y menos porque fui un niño muy malo, un estudiante peor, incluso nunca recibí algún reconocimiento en la escuela", expuso con gran modestia.

Otras satisfacciones que le ha dado el oficio de comunicador y productor ha sido estar nominado a los Emmy por espectáculos e información política.

Al respecto, expuso: "Cuando vi a todos mis compañeros de los grandes monstruos de las cadenas americanas dije: No me lo gané pero ya estoy aquí con ellos, algo se me va a pegar, y cuando estuve en Hollywood con las grandes figuras de la televisión americana, por mi nominación en entretenimiento, dije: No me lo gané pero conocí a Rita Guerrero y pude hablar con ella".

Reconoció que es una industria competitiva, llena de egos y de maldad, pero que el saber que un productor o camarógrafo quiere trabajar con él es el mejor premio.

"En este medio hay mucha frivolidad, y siento que ‘cualquier hijo de vecino’ que quiere llamar la atención se mete al mundo del espectáculo sin tener algo que aportar", agregó.

Incluso, agregó, "los mortales como nosotros también tenemos que pagar un peaje para lograr posicionarnos, más si eres una mujer inteligente y tienes las cosas claras, te obligan a pagar un peaje más alto que a un hombre. Es un mundo misógino porque sigue dominado por hombres".

Aunque reconoce que en el medio también hay gente muy disciplinada y perseverante, aseguró que hoy en día "el glamour y las redes sociales son un problema, una pena porque cualquiera es famoso".

Sobre la evolución que ha experimentado a lo largo de 20 años en la industria del entretenimiento, Egaña sostuvo que particularmente la televisión ha evolucionado para mal.

"A mí no me entretienen los reality shows ni esa gritería por la mañana, me saca de quicio. Y luego están los programas de media tarde que creen que son para amas de casa y siempre tienen una receta de cocina cuando cada día son más las mujeres que no cocinan. La televisión sigue con estereotipos que ya no se reconocen en esa pantalla, yo apostaría por una nueva televisión".

Aseguró, además, que otra de las canalladas de la televisión es que ha perdido la ingenuidad en sus contenidos. "En mi época había humor blanco, ahora ya no lo hay y las malas palabras se dicen en cualquier momento", concluyó.

te podría interesar

Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami
Policías de la Ciudad de México evitan suicidio de un joven en Iztacalco (Video)
Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el

Videos relacionados:

Video: Discurso de Raúl Castro en la ceremonia de Fidel Castro
Incendio en club nocturno de Oakland eleva su número de víctimas a 50
Incendio en discoteca de Oakland deja al menos 9 muertos
Cenizas de Fidel Castro llegan a Santiago de Cuba, su última parada
Britney Spears
Comentarios
El mundo del entretenimiento evoluciona para mal: Camilo Egaña