Publicación: 2016-06-26 22:09:26 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

Nail Art: más que una moda, un trabajo de creatividad artesanal

* Existe infinidad de técnicas en tercera dimensión, pintura y con aplicaciones de pedrería Por Claudia Pacheco Ocampo México, 26 Jun

* Existe infinidad de técnicas en tercera dimensión, pintura y con aplicaciones de pedrería

Por Claudia Pacheco Ocampo

México, 26 Jun (Notimex).- De 30 minutos a tres horas es el tiempo que Brenda Reyes tarda en colocar uñas para manos, según la complejidad del diseño, el cansancio de su espalda, el desgaste de su vista y la condición de sus riñones.

Tiene 29 años y hace siete que de manera profesional se dedica al “Nail art”, tendencia que consiste en esculpir uñas postizas en gel, acrílico y fibra de vidrio mediante una variedad de diseños a fin de corregir o embellecer las piezas naturales de manos y pies.

Fue por necesidad que Brenda Reyes se inició en el oficio. Ella se dedicaba al hogar, pero cuando su esposo quedó sin empleo y era imposible cubrir los gastos cotidianos, vendió un poco de todo: postres, comida casera y ropa, hasta que se inscribió en una escuela de estilismo.

Ahí cortaba el pelo y aplicaba tintes, pero le llamaba la atención el arte de la manicura, por lo que tomó un curso, y aunque todavía no se sentía preparada, se animó a colocar su primer modelo.

“Fueron uñas de punta blanca con diseño de tablero de ajedrez. Me tardé horas en hacerlas y aunque me quedaron gruesas, chuecas y feas, seguí adelante. Me puse a practicar con amigas y familiares. Cuando logré mejores trabajos, empecé a cobrar”, platicó a Notimex en entrevista.

El procedimiento para la aplicación es más complicado de lo que parece. Antes que nada, debe hacer un diagnóstico general de las uñas de la clienta: si las trae naturales, postizas; si tienen esmalte, están cuarteadas, rotas o largas.

Después del análisis, el primer paso es colocar un antiséptico tanto a las uñas como a las herramientas que se utilizarán a fin de evitar la transmisión de infecciones.

“Hay que despintar las uñas, cortarlas, limar el borde así como la parte superior para que pueda adherirse el producto a colocar. Después se empuja la cutícula, se miden los tips, que son de hasta cinco centímetros, se aplica la curación y se encapsula en tres partes para evitar que la uña natural se parta en caso de accidente”, explicó.

El siguiente punto consiste en limar cuadrando laterales, frente, superficie y cutícula para sellar a modo de evitar la filtración tanto de agua como de aire.

Para deshidratar, desengrasar, colocar, pegar y barnizar la uña, se requiere de diversos materiales: tips de diferentes tamaños (postizos), spray antiséptico, acetona pura, antihongo, ablandador natural para tip, pegamento, limas de grano 100, 150 y 180.

Además, brocha de barbero con cerdas naturales, pincel para acrílico, limpiador de pinceles, líquido transparente para acrílico, polvo acrílico, bomba para manejar líquido, copa, aceite para cutícula, block pulidor, gel UV en frío, líquido desvanecedor de línea, lámpara de luz ultravioleta, entre otros productos.

Las técnicas son diversas: stamping, geometric nails, polka dots, accent nail art, mix and match, striping tape, saram, wrap, splatter nails, negative space, acabado con glitter, pedrería, aplicaciones, paisajes, animales, caviar, velvet, water marble, entre otras.

“Cuando me tardo tanto es porque las uñas son esculturales, llevan tercera dimensión, a mano alzada o pedrería. Ya no es tanto por la colocación sino por la decoración que requieren”, platicó la experta.

Las más sencillas son de acrílico en color difuminado, pero cuando son a mano alzada, le piden flores muy pequeñas que debe pintar. En el caso de las de “Estilo Sinaloa”, la base es con acrílico y esmalte especial de diferentes colores.

Aunque son caras, se trata de la técnica que más le solicitan porque sobre su base de esmalte se pueden hacer círculos, trazos, flores o cualquier tipo de animal para luego colocar, con absoluta precisión, cadenas, piedras y cristales de Swarovski.

“Hace poco hice a una Frida Kahlo en caricatura de tercera dimensión. Es un trabajo muy laborioso porque requiere de tener la vista fija, lo mismo para el diseño de flores, acolchado, azucarado, decorados de foil, la de pecera o Mickey Mouse pintado a mano”, indicó la técnica master.

El tiempo de vida de las uñas postizas es de 30 días a mes y medio, según el cuidado que la clienta les dé o la velocidad del crecimiento de la uña natural.

En lo referente a costos, el “nail art” más caro está en mil 200 pesos y prácticamente lleva un poco de todo. El diseño más económico es de punta blanca en 130 pesos.

Si alguien le trae una imagen que observó en una revista o una página especial en Internet, Brenda Reyes tiene la capacidad de igualarla en perfección, aunque también depende si los colores están a la venta en México.

Muchos de los materiales para el diseño los consigue en la calle Alhóndiga en el Centro Histórico de esta ciudad, otros los encarga en Guadalajara y Monterrey, donde llega la mercancía estadunidense, pero también la hay de origen chino, que es de buena calidad y mucho más barata.

Hay esmaltes americanos de marca que cuestan hasta 200 pesos, mientras que los chinos están en 35 pesos y su duración es efectiva a largo tiempo. Se consiguen en el barrio de Tepito.

Quienes gustan de colocarse el “nail art”, son mujeres lo mismo que hombres de la comunidad gay. Además de lucir uñas hermosas, acuden para platicar de sus problemas personales y Brenda Reyes ya se acostumbró a escucharlos.

“Muchos acuden por depresión y con la esperanza de que ahí puedan motivarse y elevar sus ánimos. Se compran un tinte para pintarse el pelo o se ponen uñas, y ya con eso, les vuelve a alegría. Al final, el hecho de convivir por largo rato, nos convierte en amigas y regresan pronto”, subrayó.

Sus clientes son de todo tipo: clase baja, media y alta. Le han tocado señoras que bajan en autos de lujo y con chofer, asistentes de actrices y hasta diputadas.

Aunque ya trabajadas las uñas lucen bellas y llaman la atención de la gente por su altura o el arte que se les imprime, no todo es miel sobre hojuelas, dice, pues las uñas naturales se ven afectadas debido al uso de adhesivos o a una limpieza deficiente que favorece el crecimiento de hongos.

“De tanto limar, tarde o temprano la uña natural se desgasta. Hay lugares en los que te botan la postiza con un bisturí, lo cual se lleva capas importantes de la uña natural y si no es así, hay que remojarlas en acetona pura por 20 minutos. Pero, de todos modos, se siguen maltratando”, explicó.

En el caso de la master técnica que aplica en gel o acrílico, es demasiado perjudicial debido a que están expuestas a respirar durante toda su jornada de trabajo, el solvente monómero y el polvo acrílico denominado polímero.

A esto se añade la posición en la que trabajan, pues permanecen sentadas y encorvadas siete días a la semana, de cinco a ocho horas al día, por lo que tienden a enfermarse seguido de los riñones o con dolor de espalda, cadera, cintura y cuello. También de colitis debido a la poca actividad física que pone a trabajar su estómago.

“Lo peor es el polvo que se desprende cuando estamos limando, ya que todo lo estamos aspirado y se queda concentrado en la zona T de la nariz hasta que tarde o temprano, debes someterte a una operación en la que te abren para poder limpiar esa área, por ello es que el uso de mascarillas es obligatorio”, indicó.

Por desgracia, dice, ese tipo de mascarillas para proteger del polvo tan fino, no se consiguen en México y deben conformarse con unas sencillas que no protegen en demasía.

“La vista también se va desgastando porque debemos fijarla muy pegada a la uña que se esté trabajando. Sin embargo, aunque me afecte, sigo adelante porque me apasiona mi profesión y siempre estoy practicando diseños nuevos”.

Su proyecto a corto plazo es abrir una escuela en la que pueda impartir cursos a las chicas o chicos interesados en aprender las técnicas. Por ahora les enseña en Diamond Nail’s, en su vitrina 27 de la plaza Atarazana, a unas cuadras del metro Zócalo, sobre la calle Manzanares, esquina con Roldán.

Ahí trabaja todos los días al lado de decenas de técnicas master que también están extendidas debajo de una carpa en la calle Alhóndiga a la espera de alguien que desee elevar su autoestima, pues todo lo que se consume en esa zona “es para que verte eternamente bella, así como dice la canción”, concluyó.

te podría interesar

Fotos: Usuarios de Twitter se burlan de los consejos para ahorrar gasolina de la SENER
Consejos de la SENER para ahorrar gasolina
Últimas noticias: Estado Islámico asume autoría del ataque en Berlín, hoy 20 de diciembre de 2016
Últimas noticias: Sismo de 7.0 grados Richter en Nicaragua hay alerta de tsunami

Videos relacionados:

Transmisión en vivo: Marcha de las Mujeres contra Donald Trump, 21 de enero de 2017
Comparan a Donald Trump con villano de Batman por discursos similares en su toma de protesta
Enrique Capitaine, uno de 'Los Porkys' logra amparo y podría salir libre
Pronóstico del clima en México, hoy sábado 21 de enero de 2017
Gareth Bale
Comentarios
Nail Art: más que una moda, un trabajo de creatividad artesanal