Publicación: 2016-05-29 22:15:53 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

Pitaya, exótico deleite en el barrio Nueve Esquinas de Guadalajara

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal Guadalajara, 29 May (Notimex).- Una tradición de varias décadas en esta ciudad es ir al barrio de las

Por Lucía Lizárraga Castro. Corresponsal

Guadalajara, 29 May (Notimex).- Una tradición de varias décadas en esta ciudad es ir al barrio de las Nueve Esquinas para saborear las pitayas que venden a mediados de cada año, procedentes del municipio de Techaluta de Montenegro, conocido como la cuna de este exótico manjar.

Morada, roja, blanca y amarilla son colores que caracterizan a este delicioso fruto de zona árida, el cual, además de deleitar con su sabor natural, se aprovecha para preparar shampoo, pan, mermelada, nieve, ponches y agua fresca, entre otros productos.

En entrevista con Notimex, Mercedes Suárez Cortés, conocida como “Doña Meche”, recordó que desde hace más de seis décadas vende en el barrio emblemático de las Nueve Esquinas, las pitayas de Techaluta.

“Las traemos frescas, porque una vez que se cortan se tienen que consumir el mismo día, pues se echan a perder. Las puedes conservar en el refrigerador, pero pierde sabor y consistencia”, añadió Doña Meche, quien tiene 28 años vendiendo pitayas en ese lugar.

En mayo, junio y julio se instala en las Nueve Esquinas a vender pitaya, “la tradición comenzó porque los camiones que vienen del Sur de Jalisco llegaban a este lugar y la gente aprovechaba para traer pitayas y venderlas en canastos”, comentó.

“Todos en Techaluta vivimos de las pitayas, en mi caso, mi familia tiene siete hectáreas sembradas con pitayos de hasta más de 30 años, quienes no siembran nos ayudan a cortar y a pelar la fruta, porque es espinosa y hay que quitarle las púas”, señaló.

Explicó que está comprobado que la cactácea, es muy buena para la salud, ya que es diurética, con su flor se hace un té muy bueno para los diabéticos y además, dijo, su consumo sirve para bajar el colesterol y ayuda a los hipertensos.

“Cada color tiene su sabor, para mí, las mejores son la blanca y la roja, pero todas tienen las mismas propiedades”, aseguró Doña Meche tras insistir en que las venden dentro del estado, ya que su tiempo en anaquel es prácticamente de un día.

El Prestador de Servicios Profesionales (PSP) de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Ricardo Navarro Hernández, afirmó que este año será muy buena la cosecha, porque los pitayos no sufrieron afectaciones por las heladas, de tal forma que se prevé un aumento de 30 por ciento en la oferta de este fruto.

Precisó que será para fines de mayo y principios de junio, cuando se tenga la producción pico de la temporada pitayera, dado que se tiene al momento un retraso de dos semanas en la floración de las plantas.

También destacó que la plazuela de las Nueve Esquinas es el sitio que concentra la mayoría de ventas directas al público de esta fruta, lo que se explica por una tradición de varias décadas de historia de parte de los comerciantes.

El 60 por ciento del comercio de las pitayas se concentra en la mencionada zona del centro histórico tapatío, lo que plantea un reto para posicionarlas en otros lugares, apuntó.

La pitaya, también llamada fruta del dragón, es un cactus suculento, rústico, originario de América, que en México se encuentra en forma silvestre en casi todas las selvas tropicales caducifolias y subcaducifolias.

Esta planta se encuentra en los estados de Yucatán, Quintana Roo, Chiapas, Tabasco, Campeche, Oaxaca, Veracruz, Puebla, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Baja California.

Su fruto es una baya de forma ovoide, redondeada o alargada, de 10 a 12 centímetros de diámetro; la cáscara tiene brácteas u “orejas” escamosas de consistencia carnosa y cerosa.

La cantidad y tamaño de las brácteas depende de la variedad, el color del fruto en nuestro país varía de rosa mexicano a rojo púrpura, existiendo de otros colores en otros países.

La población rural del país conserva la planta principalmente como cultivo de traspatio sobre cercados, árboles o sobre cactáceas que le sirven de sostén.

Citó que una hectárea de pitayas con plantas longevas (25 años) puede concentrar 700 brazos (parte del pitayo que da la fruta) y generar un producción de 60 mil frutos, cada uno con un peso promedio de 100 gramos.

En Techaluta y Amacueca se concentran 800 hectáreas de predios cultivados con pitayas, otros municipios productores son: Zacoalco de Torres, Teocuitatlán de Corona, Sayula, Zapotitlán de Vadillo, Autlán de Navarro y Tolimán, entre otros.

te podría interesar

Alcalde de Nueva York Bill de Blasio asegura que protegerá a los inmigrantes
Ejército cubano inicia el
Últimas noticias: SCJN niega resolver amparo prisión domiciliaria Elba Esther Gordillo, hoy 16 de noviembre de 2016
Últimas noticias: Charles Schumer nuevo líder demócrata en el Senado, hoy 16 de noviembre de 2016

Videos relacionados:

Video Viral: Chimpance experimentó la realidad virtual y esto fue lo que pasó
Angela Merker será candidata por cuarta vez como canciller alemana
Tren descarrilado en India deja al menos 100 personas muertas
Barack Obama advirtió que EU no cambiará drásticamente su politica con América Latina
Owen Wilson
Comentarios
Pitaya, exótico deleite en el barrio Nueve Esquinas de Guadalajara