Publicación: 2016-08-26 22:18:00 Por: sysadmin  Fuente: Notimex

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL DISCURSO DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTI

Ciudad de México, a 26 de agosto de 2016 VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL DISCURSO DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL, LORENZO

Ciudad de México, a 26 de agosto de 2016

VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL DISCURSO DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTITUTO NACIONAL ELECTORAL, LORENZO CÓRDOVA VIANELLO, DURANTE LA CEREMONIA DE PREMIACIÓN A LOS GANADORES DEL CONCURSO NACIONAL DE TESTIMONIOS CIUDADANOS SOBRE EL PROCESO ELECTORAL 2014-2015, REALIZADO EN EL LOBBY DEL SALÓN DE SESIONES DE LA INSTITUCIÓN

Yo voy a comenzar retomando por donde Marco agradecía a la Dirección Ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica, a su Director, a Roberto, la Directora todavía por unos días más en esa fase clave para la construcción del proyecto de la Estrategia de Capacitación Electoral que operará con novedades, por cierto, importantes.

En 2017 como una prueba, como la antesala de la que será el desafío institucional y democrático más grande de la historia del país que son las Elecciones de 2018.

Gracias, Roberto, gracias María Elena y como Marco no se podía agradecer a sí mismo por ser parte de la Comisión de Capacitación y Educación Cívica, gracias a quienes integraron tanto las Comisiones Unidas en su momento como ahora la de Capacitación Electoral y Educación Cívica por su comprometido esfuerzo para que hoy estemos aquí, cerrando este ejercicio de recopilación de estos testimonios por parte de nuestros CAE’s y por parte de los funcionarios que operaron las casillas en la Elección de 2014-2015.

Creo que en ningún lugar del mundo es tan válido la expresión que con México la expresión de que las elecciones las hacen los ciudadanos. Las elecciones en México son apropiadas por los ciudadanos y es gracias a los ciudadanos que las elecciones se realicen. Y no me refiero solamente a los millones y millones de ciudadanos que ejercen su derecho político de votar y con ello decidir los destinos políticos de nuestra comunidad, sino a quienes con compromiso deciden instalar las casillas que son los puntos neurálgicos de todo el Proceso Electoral en nuestro sistema político-democrático.

Acabo hace un par de meses de ser invitado como observador a presenciar el referéndum con el que los británicos se salieron de la Unión Europea, el así llamado Brexit y contrastaba el modus operandi de las casillas en Gran Bretaña con las nuestras.

Allá todos los funcionarios de casilla son funcionarios públicos que son comisionados para ejercer las funciones de recepción y conteo de los votos, y son siempre los mismos. Pues, una vez que se capacita a un funcionario público para que cumpla esa función pues para qué desaprovechar ese punto y nadie cuestiona el hecho.

Aquí nunca fueron funcionarios públicos, propiamente dicho, los que en el pasado instalaban las mesas receptoras del voto, pero, digamos, que no existió un proceso tan complejo pero al final del día tan transparente para inyectar confianza en las elecciones como la insaculación y las distintas capacitaciones de donde las insaculaciones, corrijo, y los distintos mecanismos de capacitación o etapas de capacitación, que nos llevan a que sean nuestros vecinos, ustedes, quienes reciban los votos y los cuentan de los demás.

El costo de la desconfianza así se quiere. En Inglaterra no me aguanto contarlo, ni siquiera piden una credencial, bueno, de hecho ni siquiera tienen un mecanismo de identidad porque lo consideran inconstitucional contrario a los Derechos Fundamentales, porque el derecho a la identidad se lleva intrínseco, no en un documento.

Llegan los ciudadanos, dicen su nombre, dicen su dirección, les entregan la boleta.

Yo les decía a los funcionarios de casilla: oye, pero cómo saben que este señor que es John Smith, efectivamente, es John Smith pues porque me lo dijo.

Y le digo: ¿usted le cree? Pues por qué no habría que creerle.

No me aguante para presumirles nuestra credencial, nuestra sofisticadísima Credencial para Votar con Fotografía, se las enseñaba a los funcionarios la veían como un objeto raro –para ellos lo era- y al final lo que una de ellas, una funcionaria de casilla me dijo fue: “nice but why?’”.

Hay una larga historia qué explicar y que responde al “why”, digamos y al final del día la respuesta es muy sencilla a estas diferencias.

El sistema británico como muchos otros sistemas electorales del mundo se fundan en la confianza, el nuestro se ha construido como una manera de inocular la desconfianza y es por ello que necesitamos a un conjunto de ciudadanas y ciudadanos comprometidos que nos auxilian en las tareas de capacitación, de instalación de las casillas y de auxilio a los trabajos de las propias casillas y a un ejército enorme, a un ejército democrático de ciudadanas y ciudadanos que se comprometen y que hacen suya las elecciones.

Por eso digo que en México como en ningún otro lado del mundo, decir que la democracia la hacen los ciudadanos tiene no solamente una base conceptual, sino una plasmación real, es decir, es cierto, es plásticamente cierto que en México son los ciudadanos los que permiten que las elecciones se hagan.

2014-2015, el proceso electoral que recoge los testimonios que hoy premiamos, fue probablemente la elección más compleja de la historia del país, no solamente por la dimensión técnica a la que hacía referencia Marco y no es asunto menor, operar en las casillas con las novedades que introdujo la Reforma 2014, el nuevo modelo que sustenta el Sistema Nacional de Elecciones no es un asunto sencillo.

Muchos de las compañeras y compañeros CAE’s ya han participado en procesos previos con nosotros y puedan dar cuenta. de hecho, lo hacen de la diferencia sustantiva, de la complejidad que trajo consigo el modelo, el nuevo modelo electoral.

Y qué he de decir de los funcionarios, de las casillas que tuvieron que, no solamente hacerse cargo de la recepción y cómputo de los votos de las elecciones federales sino también de las locales.

Pero no solamente 2015 fue complejo como, insisto, decía Marco y decía bien, porque se tuvo que echar andar y se echó andar exitosamente un nuevo modelo electoral. Un modelo electoral que nos permite decir hoy con los ajustes que hemos tenido que hacer en la paulatina interpretación que en el Consejo General hemos hecho como integrantes, como cabeza del ente rector del Sistema Nacional de Elecciones que es el INE, de la reforma, es esa experiencia la que ustedes pusieron en práctica –exitosamente-, la que nos permite decir que con las reglas, con el modelo actual, con las reglas que tenemos, podemos ir ciertos de que desde el punto de vista de la dimensión técnica, las elecciones por venir, las de 2017, pero sobre todo las de 2018, están seguras. Con estas reglas podemos ir a las elecciones del 2018.

¿Pueden modificarse, hay ajustes pertinentes?, Siempre, hoy después de aquella frase de hace 22 años proferida por el entonces Presidente Ernesto Zedillo, en el momento de su toma de posesión de que había que dar paso a una reforma electoral definitiva, hoy nos permite decir, luego de 22 años de experiencia, que si hay algo de definitivo en materia electoral es que no hay reformas electorales definitivas.

Y seguramente en el futuro habrá que revisar las reglas, pero creo que es importante señalar que, gracias al esfuerzo de nuestra estructura, de los CAE’s y de los ciudadanos que operaron las casillas, en 2015 y en 2016, con este modelo, con estas reglas podemos ir ciertos de que no tenemos un impedimento técnico, que no son impracticables de cara a las elecciones 2018.

Me quiero referir brevemente a la otra dimensión del trabajo y de los resultados que ustedes con su esfuerzo propiciaron en 2015-2016, ese año no fue solamente la elección técnicamente más compleja, sino también fue la elección más compleja por el contexto en el que las mismas se desarrollaron.

Es un año en el que por la complejidad y la conjunción de los grandes problemas nacionales que aquejan a nuestra sociedad, a todos los ámbitos de la vida de nuestra sociedad, incluido el electoral, como hoy lo sabemos bien, las elecciones por primera vez en la historia democrática del país estuvieron en entredicho.

Nunca antes habíamos estado tan cerca de tener que tomar una decisión que habría puesto en tela de juicio la viabilidad de nuestra democracia, estuvimos muy cerca de llegar al extremo de cancelar elecciones, y cuando una elección no se realiza, así sea en un municipio, así sea en un distrito electoral, la democracia se agrieta.

Sin embargo, logramos construir un orden democrático en 2014-2015 que permitió que las elecciones se realizaran en todo el país, en todos y cada uno de los 300 distritos electorales federales.

Ese orden democrático al que hago referencia, es el resultado de la conjunción de tres, de la actuación de tres grandes actores, en primer lugar de las autoridades electorales, y cuando hablo de autoridades electorales no estoy hablando de las cabezas de las mismas, creo que como se dice coloquialmente, honor a quien honor merece.

Y creo que los funcionarios que en su papel de capacitadores de asistentes electorales, fueron el brazo operativo que nos permitió que en todo el país se instalaran las casillas y que en todo el país pudieran los ciudadanos emitir su voto con los resultados que conocemos.

Una vez más, aquellos fenómenos que son típicamente democráticamente, elecciones competidas, resultados inciertos, antes de que se computen los votos, alternancias, al final del día gobiernos divididos, que son parte del paisaje ordinario de la democracia, una vez más reiteró como parte de la normalidad democrática de nuestro país.

Cuando pienso en los capacitadores y asistentes electorales, nuestros capacitadores y asistentes electorales que operaron en 2015 y también los que lo hicieron el año siguiente, este año, en 2016, me vienen a la mente las palabras aquellas Winston Churchill, cuando al cabo de la llamada batalla de Inglaterra con una inferioridad numérica y técnica sorprendente frente, a la poderosa Luftwaffe alemana lograron impedir la invasión que por la vía del aire estaban planteando las fuerzas nazis, las fuerzas del eje.

Decía Churchill, y dijo Churchill, “nunca tantos le habían debido tanto a tan pocos”. Creo que nunca tantos le hemos debido tanto a tan pocos, ustedes nuestros capacitadores y asistentes electorales.

El orden democrático, se debe, pues, a la actuación, a la conjunción de los esfuerzos de las autoridades electorales, la nacional y las locales, pero también a las instancias de seguridad, las instancias encargadas de hacer prevalecer el orden público, esas condiciones mínimas que son indispensables para que las elecciones puedan realizarse en libertad y en paz, y no hemos escatimado nunca el reconocimiento al acompañamiento que las instancias de seguridad, sobre todo federales, aunque también locales, tuvieron en la construcción de ese orden democrático y permitieron que el trabajo de los CAEs, con todos los contratiempos, con todos los sacrificios, con todo --hay que decirlo--, el riesgo, bien llevado, bien sobrellevado, que nos permitió, a pesar de las condiciones, de conflictividad social y de inseguridad, pudieran instalarse las casillas, prácticamente la totalidad de las casillas que teníamos previsto.

Pero, en tercer lugar, el tercer componente, el tercer gran actor, el fundamental para que el orden democrático hubiera podido concretarse, son los ciudadanos, son ustedes, funcionarias y funcionarios de casilla, que asumieron la responsabilidad, en ocasiones, en contextos sumamente adversos, de permitir las condiciones para que las y los ciudadanos mexicanos pudiéramos ejercer nuestro derecho político fundamental a votar.

Y, por supuesto, los ciudadanos que al final del día, a lo largo de aquella jornada electoral emitieron su voto, y permitieron con ello la recreación de la vida democrática. La construcción de ese orden democrático, en ese contexto tan adverso, es un mensaje poderosísimo hacia el futuro.

Es ese orden democrático que se construyó en condiciones sumamente adversas en Oaxaca o en Guerrero, pero en Oaxaca concretamente en 2015, que permitió que un año después, en 2016, las elecciones se realizaran sin otro contratiempo, sino aquello que implica las contiendas democráticas, intensas, competidas, como las que caracterizan la vida de nuestro país hoy en día.

No podemos, sin embargo, cruzarnos de brazos. No podemos asumir que el trabajo bien hecho y el éxito que se consiguió en 2015 y que se reflejó en 2016, llegó para quedarse. Ese orden democrático no llega de una vez y para siempre, sino que tiene que procurarse.

Marcó la vía y la ruta por la que hemos transitado en las elecciones de 2016, y es el eje por el que tenemos que transitar en 2017, pero sobre todo en 2018, en donde como nunca antes en la historia, la apuesta en juego por el poder político será tan grande, más de tres mil 650 cargos de elección popular estarán en juego el primero de julio de 2018, esto es una tercera parte más de los d2 mil 190 aproximadamente, que estuvieron en juego, las más altas de la historia, hasta este momento, en 2015.

Ese orden democrático hay que procurarlo, esto implica que las autoridades electorales, CAE’s incluidos, que las autoridades encargadas de generar un contexto de paz pública y de atender los graves problemas nacionales que aquejan a nuestra sociedad y que los ciudadanos, que en su momento serán los responsables de operar las casillas en ese contexto electoral, hagamos todos nuestro trabajo.

Por cierto, las primeras proyecciones nos hacen ya anticipar que para 2018, que para operar las aproximadamente, proyecciones: 154 mil casillas que habremos de instalar, seis mil más que en 2015, de las cuales, en 30 entidades serán casillas únicas, porque tendremos la concurrencia más alta de la historia, solamente Coahuila y Baja California no tendrán elecciones el primero de julio, locales, quiero decir el primero de julio de 2018.

Y, eso implicará que tengamos que reclutar, en el mejor de los sentidos, gracias al compromiso de ustedes, aproximadamente un millón 84 mil ciudadanas y ciudadanos, que fungirán como funcionarios propietarios de esas casillas. Esto quiere decir, más de un cuarto de millón, más que en 2015.

Así es que, si salen sorteados, no les vamos a aceptar, la democracia mexicana no les va a aceptar de nuevo un no, a pesar del desafío.

Ese orden democrático, tenemos que procurarlo y qué mejor que los testimonios que se han recopilado en este ejercicio y que hoy premiamos, como no solo una memoria histórica del proceso electoral más complejo, desde el punto de vista técnico, desde el punto de vista del contexto que hasta ahora hemos realizado, sino sobre todo como una experiencia que se proyecta y que nos sirve para delinear los ejes hacia el futuro de cara al que de nueva cuenta, nada más que ahora más, será el desafío democrático más grande en nuestra historia.

Un desafío del que, estoy seguro, gracias a ustedes y gracias a ustedes, saldremos una vez más exitosos.

Yo quiero terminar, si se me permite, no solamente ya vendrán los premios y ese es el mayor estímulo seguramente de esta reunión, pero si se me permite con la modestia, pero con el profundo reconocimiento que implica el poder decir como cabezas del Instituto Nacional Electoral a nombre de todas y todos ustedes que cumplimos en 2015 en las elecciones de aquél año, permítanme por favor pedirle a Marco, Arturo y Edmundo como integrantes del Consejo General que nos dejen y de nueva cuenta ,ya vendrán los reconocimientos levantarnos y agradecerles a nombre del Instituto Nacional Electoral, con un aplauso ese compromiso y a través de él y a través de ustedes a todas y todos los capacitadores y asistentes electorales que nos acompañaron en aquél proceso electoral y a todas y todos los funcionarios de casilla que permitieron que la democracia mexicana se recreara una vez más.

te podría interesar

Video: Niño llora porque no quiere ser portero...Dice es aburrido
Video: Mujer pide matrimonio estando anestesiada
Marchan en Chile contra el sistema de pensiones
¿Cómo funciona el sistema electoral en Estados Unidos?

Videos relacionados:

Uber aumentará la tarifa en la Ciudad de México
Ataque en Kinder de Siria deja al menos 6 niños muertos y 40 heridos
Rusia acusó a Estados Unidos de incumplir pacto por Siria
Inician elecciones generales en Nicaragua
Leonardo DiCaprio
Comentarios
VERSIÓN ESTENOGRÁFICA DEL DISCURSO DEL CONSEJERO PRESIDENTE DEL INSTI